Encontramos 0 resultados. Ver resultados
Resultados de la búsqueda

9 formas de manejar el tiempo en los trabajos más exigentes

Publicado por en 30 septiembre, 2016
0

Las personas tienen una visión distorsionada de la cantidad de tiempo libre que disponen y eso les genera frustración.

Es común que las personas se quejen por el poco tiempo libre del que disponen. Sin embargo, esto puede ser una percepción. Eso significa que si se torna la vista en el ángulo adecuado la carga puede ser más llevadera y gestionarse de una mejor manera para exprimir cada momento.

Se presenta 9 maneras para cambiar ese mentalidad y administrar el tiempo de mejor manera hasta para aquellos que tienen trabajos muy exigentes.

 La autora, Laura Vanderkam, sostiene que un trabajador intenso promedio puede llegar a laborar 56 horas a la semana, lo que representa 8 horas diarias los siete días a la semana.

Si eso es así, que ya es un número bastante alto, si se cuentan 56 horas de dormir (8 horas diarias), quedan 56 horas más a la semana en las que las personas pueden hacer otras actividades. Tener eso en mente puede ayudar a disminuir la frustración.

1.- Saber dónde se invierte el tiempo. Tener conocimiento sobre en qué se invierte el tiempo libre es una tarea crucial para aprovecharlo mejor. No se puede administrar mejor si no se tiene consciencia de lo que se utiliza y cómo se utiliza.

2.- Pensar en 168 horas y no en 24. Tener en perspectiva las 168 horas de la semana y no las 24 de un solo día permite tener claras las posibilidades que se tienen y disminuir la frustración que genera sentirse encadenado al tiempo.

3.- Hay que gestionar la flexibilidad. No se puede trabajar 24 por 7. Es necesario que el emprendedor entienda que debe tener espacio con sus clientes. Si bien es cierto que hay que estar dispuestos a resolver sus problemas, también es cierto que hay que darse sus momentos.

4.- Haz que el trabajo sea divertido. La única manera de sobrellevar la vida laboral de 56 horas semanales es disfrutar lo que se hace. Hay que hacer que cada momento tenga un toque distinto y no permitir las asfixias de la monotonía.

5.- Proteger lo que no es negociable. El tiempo libre es importante. Hay que ser fuertes y sin consideraciones en algunos momentos para evitar que el trabajo sobrecoja lo que no debe.

6.- Planificar aventuras semanales. Hay que hacer actividades que despejen la mente y disuelvan las ocupaciones semanalmente. De esa manera se contribuye a un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

7.- Apostar por la simplicidad. Aprender a disfrutar de lo simple ayuda a sobrellevar el ritmo difícil de trabajo. No siempre hay que gastar grandes recursos o hacer actividades muy artificiosas para sentir que se utiliza el tiempo libre en algo productivo.

8.- Sé bueno contigo mismo. Si trabajas duro, lo menos que puedes hacer es darte los gustos que tu bolsillo te permita. Esos momentos tuyos son importantes para mantener el equilibrio.

9.- Hay que saber tomarse su tiempo para hacer las cosas personales. Esa pausa permitirá tener un mayor control y garantizar mayor equilibrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.

Comparar propiedades